La realidad interpela a la teoría

Coordinadora de Grupos Culturales, Indígenas y Populares, Frentes Unidos en Defensa de Tepoztlán, Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, el Agua y el Aire Morelos-Puebla-Tlaxcala

Modera: Roberto Ochoa

Cerrada de Virginia Hernández s/n. Col. Emiliano Zapata, Cuautla, Morelos.

13 de noviembre de 2015

La realidad de nuestras comunidades es sobrepasada por el contexto político actual de lucha. A través de las comunidades en resistencia se fueron tejiendo experiencias de rebeldía, así como los intelectuales nos dieron sus puntos de vista.

Buenos días, vamos a dar inicio, les pedimos a todos tomen asiento, por favor.

La iniciativa Tejiendo Voces por la Casa Común les da la más cordial bienvenida a personas, colectivos, grupos, organizaciones y movimientos sociales en este segundo día de actividades en que para la facultad de estudios superiores de Cuautla de la UAEM es un honor recibirlos en un momento de desafíos en la zona oriente de nuestro estado, en donde tejer voces y palabras se vuelve tan vital como el respirar.

Para intérprete de lengua de señas, agradecemos el apoyo a Mauricio Ortiz Gutiérrez, y a Abraham Bahena Castro.

Cedo la palabra a Roberto Ochoa, de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Bienvenidos todos.

Roberto Ochoa: Buenos días. Bueno, hoy vamos a establecer un diálogo. En realidad, el diálogo de todo el día de hoy tiene por tema La realidad interpela a la teoría y Los retos de la lucha actual. Ustedes, si tienen ahí el programa, van a ver que hay dos momentos, dos mesas. Se dice que en la primera mesa es La realidad interpela a la teoría, y se dice ahí en el programa que la segunda mesa es Los retos de la lucha actual. En realidad es un pequeño error, porque no son dos mesas con dos temas diferentes. Es: dos mesas con el mismo tema. Es: La realidad interpela a la teoría, dos puntos, Los retos de la lucha actual. ¿Vale? Ese es el sentido de las dos mesas. Es un encuentro que tiene por propósito que las principales organizaciones, o las principales luchas activas en Morelos puedan establecer un diálogo con nuestros invitados internacionales. Invitados que se tomaron su tiempo para viajar lejos y escuchar, aprender de lo que está pasando en Morelos, y enriquecernos con su historia, su experiencia, sus conocimientos. Entonces, este es el propósito de toda esta mañana de hoy. Creemos que va… hay muchos elementos para enriquecer la reflexión de todos juntos. Es también parte de lo que la universidad ha venido haciendo desde hace dos años, aproximadamente: un esfuerzo de diálogo constante con los actores sociales afuera de la universidad. Esto es parte… nosotros lo consideramos, es parte de ese constante diálogo que nos alimenta a todos. Bueno, pues vamos a empezar. Vamos a escuchar primero a los compañeros que vienen con luchas, con experiencias concretas de lo que están viviendo aquí, en Morelos, y después les voy a presentar a nuestros invitados que vienen de fuera de Morelos para que nos hagan comentarios a lo que dicen los compañeros y se abra el diálogo. Esa sería la mecánica.

Les presento en primer lugar a Kevin García, aquí a mi derecha, ¡no, al revés!, acá… Kevin García… a mi derecha, pero más pa’ allá. Kevin García y Ezequiel Venosa. Ellos vienen a hablar como parte de la Coordinadora de Grupos Culturales, Indígenas y Populares, la ya muy conocida CGCIP, aquí en Morelos. Coordinadora de Grupos Culturales, Indígenas y Populares, que es una organización de… más o menos veintiún años están cumpliendo ya de… de vida como organización. Entonces les cedemos el uso de la palabra.

Ezequiel Venosa: Antes que nada, buenos días. Nos da mucho gusto que la mayoría de nuestro público sea de jóvenes. Es importante que tomen en sus manos su presente y su futuro. Como bien dice el compañero, la Coordinadora de Grupos Culturales, Indígenas y Populares tiene veintiún años de vida, de quehacer, de trabajo, en el estado de Morelos. Es una organización pública, masiva y autónoma. Y basamos nuestro quehacer en los artículos 2, 7 y 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; y en el acuerdo 139 de la Organización Internacional del Trabajo. 169, perdón, de la Organización Internacional del Trabajo, la OIT. Vamos a iniciar con este… ahora sí con este tema que llega muy… muy profundo: La realidad interpela la teoría. A la teoría. Y vamos a empezar por platicarles cómo surge la Coordinadora de Grupos Culturales, Indígenas y Populares. Cuando el… a los… al iniciar los años ochenta del siglo pasado… del siglo pasado… se vive una situación de inestabilidad por la situación que guardaban los pueblos, las organizaciones, los sindicatos. Surge una necesidad en el sur de Morelos. Nos encontramos que algunos profesores vimos que nuestros alumnos no tenían oportunidad de estudiar por su… por la escases de sus recursos económicos. Entonces surgió la Normal Popular de Xoxocotla. En la Normal Popular, desde luego surge como una escuela no reconocida, por lo que se llegó a la necesidad de luchar porque primero se reconociesen los estudios de nuestros muchachos. Pero para tener la solidaridad de los pueblos se pensó que era necesario organizar grupos culturales, grupos artísticos, que fuesen a todos los pueblos, por lo menos del sur, y ya después platicaremos que fue en todo Morelos, para llevar nuestras necesidades, nuestra lucha, para que se conociese. Esto nos llevó a coincidir con varias escuelas, por ejemplo, el… CBTIS Echeverrías[1], y otras escuelas. La Normal de Amilcingo. Y nos empezamos a involucrar varios grupos en llevar, según nosotros, en llevar… a los pueblos: el arte, la cultura, primero con el propósito de dar a conocer nuestras necesidades, y luego con la idea de que llevábamos, precisamente a nuestros pueblos, lo artístico, lo cultural. Y así surge, por ejemplo, en este contexto, el Grupo de Poesía Coral del Consejo Central de Lucha del Magisterio Morelense, surgen los grupos de Generación Vanguardia Juvenil, de Cuernavaca, el grupo Emiliano Zapata, los grupos de música y de teatro Chilaquiles, y otros. Muchos otros que llevaron adelante este proyecto de llevar a los pueblos, que conociesen las necesidades y las luchas de nuestros pueblos, de nuestras comunidades y de nuestras escuelas, en este caso. Nos encontramos con la necesidad de coincidir con algunos festivales que en aquel tiempo se llevaban a cabo, no sé si ahora. Desconozco. Por ejemplo, el festival para conmemorar el natalicio de el jefe Zapata en Anenecuilco, el 8 de agosto y luego en 9 de… el 8 de septiembre recordar la muerte de un compañero de Amilcingo, un gran luchador, el que logró crear la organización para crear el municipio número 33, me refiero Vinh Flores Laureano. Allí nos encontramos con una… una gran satisfacción, porque en ese lugar, en Amilcingo, vimos la primera participación de un grupo verdaderamente campesino haciendo teatro; pero también sufrimos la terrible pérdida del compañero Salvador Gaspar Arias, uno de los primeros promotores del teatro campesino, que fue abatido a la entrada de Temoac por cuestiones de la lucha misma de… en contra de los ganaderos. Recordamos al compañero Salvador Gaspar Arias como uno de los que iniciaron a nuestra organización. Después, en el desarrollo, en el transcurso de la lucha, de la necesidad de dar a conocer nuestras luchas, de acercamiento entre los grupos, surge otra figura importantísima que también recordamos con mucho cariño, con mucho respeto, y que también fue abatido al luchar por defender el río de Yautepec, el agua de Yautepec. Me refiero a Pablo Ramírez Lobato. Él había impulsado, por la necesidad, el acercamiento entre artistas, trabajadores de la cultura, grupos, para integrar el festival independiente de otoño. Un festival independiente, un festival fuera del contexto que se entiende… es, este… esta… del gobierno; y él logró con el festival independiente de otoño iniciar un acercamiento, una coordinación, que nos llevó a aterrizar, después de varios encuentros, decíamos de intercambio de experiencias a integrarnos en una coordinación, primero muy sencilla, muy poco importante, pero que llegó para 1994… en mil novecientos… perdón, fue en 1986 cuando se… en una reunión, en un… en una mesa redonda en el Palacio de Cortés, en su auditorios, llegamos a poner las bases para que se estableciera en el estado de Morelos, para 1994… 1994, la creación de la la Coordinadora de Grupos Culturales, Indígenas y Populares. La esencia de nuestro trabajo, de nuestra labor, la va a complementar el compañero Kevin.

Kevin García: Pues bueno, es a partir de estos diálogos que empieza un proceso de reconocimiento y de encuentro con nuestras comunidades. Un reconocimiento porque nos damos cuenta que muchas veces vamos con la intención de llevar cultura, y la cultura ya está ahí. Entonces, primero tenemos que reconocer que la cultura ya está ahí; y, por segundo, acabamos nosotros cayendo y enamorándonos de este… por eso hablamos de reencuentro de esta cultura, y nos reencontramos con ella, porque es algo que nos hacía falta también, ¿no?, y esto se puede ver desde su música, es una expresión que se puede ver con sus danzas, las fiestas, con todas las ceremonias. Y las tomamos como una expresión de la identidad no solamente individual, sino colectiva. Una identidad comunitaria. ¿Sí?, entonces pasamos esa premisa de que la identidad es producto de la interacción con el territorio. ¿Por qué? Porque una vez comentamos una historia de que ¿qué viene primero, el territorio o el individuo? Y el territorio ya estaba, ¿no? Entonces llegó el individuo y empieza a tener esta interacción con el territorio, con todos sus recursos, y es a partir de esta interacción donde vamos creando una identidad, ¿no? Entonces es ahí que nos referimos a que la identidad es producto de la relación con el territorio. En donde, otra vez: no solamente esta riqueza de los recursos, sino también una… una riqueza cultural, ¿no? Que se van creando las creencias, todas estas expresiones, toda esta interacción con la tierra y las plantas. Y entonces, a partir del territorio es que también se va creando, como lo acabo de comentar, la identidad, sino también se va creando la base para la autonomía. ¿Y por qué? Porque la autonomía es la reconstrucción de nuestras comunidades. Cuando hablamos de autonomía hablamos de una expresión de vida, y esta vida, esta expresión es… es la interacción con el ser… del ser humano con su territorio, ¿no? El hombre con la tierra, el hombre con el agua, el hombre con la fauna, y desde ahí se va creando… se van creando unas redes que… bueno, unas redes intercomunitarias. Entonces… todo esto… todo esto que va creando la identidad, posteriormente la autonomía, requiere de una defensión, requiere de una defensa de todo esto. Entonces por eso también tiene que pasar el proceso de autonomía… perdón, tiene que pasar el proceso todo el territorio con la base de la autonomía, y también esta autonomía nos lleva a una reconstrucción de nuestras comunidades, porque en algún punto en todo esto se… y como sabemos, se trata de desintegrar, y esta autonomía se tiene que defender. Entonces, por eso para nosotros es muy, muy importante esa defensión. Y todo esto pasa por… por la defensa de ella. Cuando… perdón. Cuando hablamos de… de una unión, por ejemplo, de esta defensa, puede llegar a haber que los pueblos muchas veces se ven forzados contractualmente… son obligados por estos contratos que tenemos de proyecto de nación de seguir cosas que muchas veces no son en beneficio de las comunidades, y entonces es ahí donde se debe de tomar este paso hacia la defensa de nuestra autonomía, y esto nos lleva a atrevernos a pensar en también una Patria nueva, ¿por qué no? Porque esta Patria nueva no significa solamente luchar por un proyecto de nación, sino significa empezar por la patria local. Deberíamos de empezar por nuestro propio territorio como parte de nuestra patria, para de ahí poder pasar a un próximo nivel, y ya un próximo nivel que sería un proyecto de nación, porque no podemos ayudar a los demás si no podemos ayudarnos a nosotros mismos. Y entonces por eso es que nos atrevemos a este proyecto de… de Patria nueva. Entonces, pues… tiene que pasar necesariamente por la construcción de la autonomía de nuestros pueblos, y para esto hay que tener todas las herramientas y conocimientos, y también juntar las experiencias para poder crear todo este proceso de… de autonomía, y también, como lo comentaba, de este concepto que nos atrevemos a pensar de una Patria nueva. Y entonces, para ya ir cerrando, es aquí donde la CGCIP plantea este quehacer cotidiano, ¿no?, es implícito; y esa es la promoción de nuestra cultura para poder seguir tejiendo estas redes, ¿no?, de promoción de la cultura, de la identidad, y también de la defensa de nuestras comunidades, ¿no?, y entonces es aquí donde interpelamos a la teoría para esta lucha muy vigente, y muy actual, ¿no? Eso sería todo.

Roberto Ochoa: Muchas gracias, Kevin y Ezequiel. Emm… vamos a avanzar con los compañeros en lucha que están en el frente… Frentes Unidos en Defensa de Tepoztlán. Está con nosotros la maestra Osbelia Quiroz. Para los que no saben… bueno, le damos un aplauso… para los que no saben nomás les comento: son los frentes que luchan en contra de la ampliación de la autopista este… Cuautla – La Pera, pero bueno… escuchemos a Doña Osbelia.

Osbelia Quiroz: Muy buen día a todos los presentes. Voy a hablar en representación de los Frentes Unidos en Defensa del Territorio de Tepoztlán, y en especial en el rechazo a la ampliación de la autopista.

Los frentes son… están integrados por jóvenes, por niños, por personas mayores que hemos sentido ese deseo, ese amor por defender lo que por derecho nos corresponde. Va a ser un poquito difícil que yo les pueda narrar toda la historia de esta lucha tan importante, tan sagrada, sobre todo, porque es bastante todo lo que hemos pasado durante pues estos tres últimos años. Debo decirles a ustedes que la lucha empezó por un grupo de gentes ambiciosas, como son aquellas gentes que vendieron una partecita de la tierra que corresponde al municipio de Tepoztlán. Ellos fueron los ejidatarios, que, por cierto, ni existe el ejido, pero éstos, mañosamente, están representando a esa parte. Vendieron… de veras que da tristeza decir… a cuarenta y tres pesos el metro cuadrado. Recibieron doce millones, y los señores ahí tenían el dinero, y últimamente no sabían ni qué hacerle. Lo andaban repartiendo, que les iban a tocar ochenta y cinco mil pesos a cada uno. ¡Qué vergüenza, de veras! Pero bueno, se cambiaron esos señores y, como es costumbre, pues la corrupción continúa, y ahí tienen que volvieron a nombrar gente afín a sus ambiciones. Y ahí están. ¡Ah!, pero lo más importante es que en realidad gente de las mismas… así, del mismo gremio de ejidatarios, descubrieron la fechoría que habían hecho, y gracias a ellos estamos en pie de lucha. Ellos, los mismos ejidatarios, no los ambiciosos sino los otros, junto con los comuneros de Tepoztlán… que eso sí es válido, porque existe, es totalmente legal, pues se reunieron. Debo confesarles que yo me sumé a la lucha un poco después, porque como todas las gentes apáticas, debo confesarlo, yo prefería estar sentadita allá en la casa, que según viendo televisión, haciéndome que hacía algo, y las asambleas estaban ahí, en el zócalo del lugar. Después, por curiosidad, y como las con… continuaban las asambleas, me fui acercando poco a poco. Me enteré de lo que estaba sucediendo. Invitaba a algunas otras personas y decían “No, es un grupo de escandalosos”. Dije yo voy al escándalo también, voy a ver de qué se trata. Y ahí me tienen, en ese escándalo que es una lucha sagrada, repito. Porque defender a un pueblo es defenderlo porque en realidad eso es lo que debe hacer la gente con conciencia, la gente que ha reflexionado. Porque en realidad, ustedes que son jóvenes, yo los invito a que despierten, a que defiendan el aire, en realidad la tierra, el agua, el sol. Todo eso nos corresponde, porque nosotros estamos viviendo en ese medio ambiente. Pero gente ambiciosa, gente mañosa, todo lo peor que pueda haber, no lo quieren quitar por medio de engaños. Nos engañan con dádivas, y nosotros nos creemos. El gobierno nos divide. Hay que ser… hay que estar al pendiente de todo lo que está pasando. No nos dejemos engañar, todos tenemos una… algo, aquí en nuestro ser, que es dignidad. No permitamos que eso se pierda, que nos lo… que nos metan miedo. No, señor. El hombre debe de ser fuerte y saber lo que va a hacer. Que algunos tenemos un espíritu totalmente débil, pues no, señor, es hora de afianzarnos, y de ponernos así, con fuerza para luchar lo que nos corresponde.

Pues allá en Tepoztlán, bonitamente, ya empezaban a trabajar, que porque dieron permiso para la ampliación de la autopista. Pero si ya existe una autopista. Ya la suben y bajan los tráileres, y los camiones, y siempre está… pues en actividad. Pero que no… que va a ser a un aumento de cuatro carriles más. ¿Pero qué les pasa? ¿Van a destruir parte de nuestros cerros? ¿Van a pasar por una zona tan sagrada, que es una zona arqueológica? ¿Y los tepoztecos? Ah, pues no. Muchos de ellos todavía ni luchan y ya se dan por vencidos. Con el gobierno no se puede. “¡Qué bárbaros!”, dentro de mí. ¿Cómo no se va a poder? ¡Sí se puede!, que aunque sean gobiernos debemos hacerlos entender, y debemos hacerlos que cumplan y que respeten nuestra constitución, que respeten los artículos que nos corresponden, que amparan, sobre todo, la defensa de nuestros territorios.

Pues miren, así, hay un grupo de jóvenes, de personas mayores, hasta de niños, que acuden cada ocho días, en los días viernes, allí, al zócalo de Tepoztlán, y son las asambleas. Y luego, los lunes también acude pura gente mayor. Jóvenes también, pero son más mayores. Esas reuniones se hacen en el atrio de la iglesia. Todos los lunes. Y ahí muchos han… empezaron la lucha, otros por equis motivo se han salido. A lo mejor están en descanso, pero tal vez pues regresan. Y la lucha ha continuado, y se van sumando más personas, este… con el tiempo. Sabemos demasiado que las luchas no son fáciles. Son tardadas, son de rebeldía, cuestan trabajo. Son de resistencia, sobre todo. ¿Pero, por qué? Por algo que vale la pena. Porque no debemos dejar que nos arrebaten así lo que es nuestro. ¿Cómo es posible que gentes extranjeras, que gentes en… pues sobre todo que están de acuerdo con estas gentes que nos representan… y yo digo, ¿quiénes son ellos, los que nos representan? En primera, el pueblo los puso. Que nos equivocamos, pues ya ni modo, al darles el voto a esas gentes insensatas. Pero que no vamos a permitirles que estando por un tiempo se crean los dueños y señores y puedan vender nuestra casa, lo que es nuestro. Eso que se les quede muy claro a todos, y sobre todo a los jóvenes, así que defiendan, que no permitan que gente intrusa llegue a su casa a destruirla, ¿por qué? Porque es suya, porque por derecho les corresponde, porque es herencia de nuestros antepasados. Yo los invito a que luchemos todos unidos. ¡Qué bueno que los pueblos de Morelos se han unido!, y sobre todo que esos pueblos, que nos llaman pueblos indígenas, porque sí somos indígenas, queramos o no, sepamos de dónde nosotros descendemos. No nos sintamos mal cuando nos digan que somos indígenas, no señor, porque esas gentes que habitaron antes mucho más antes, son gen… fue gente de veras que supo lo que hizo, que supo lo que dejó. Gente con mucha cultura, y eso lo han demostrado en tantos libros, y en todo lo que existe aquí en la tierra. ¿Cómo?, ustedes se preguntarán. ¿Cómo colocaron esas grandes piedras en determinados lugares? ¿Por qué tantas pirámides? ¿Cómo que eran sus centros de oratorio? Entonces gentes que existió con culturas totalmente superiores, y nosotros, en lugar de querer, y sentir, valorar a todo lo que nos han dejado, a veces fácilmente decimos “ay, a nosotros no nos importa”, ¿qué? Vamos, que lo que les importa a los jóvenes es ir a sentarse por allá, a ver la televisión, a contarse cuentos y no a hablar sobre la historia del lugar en donde viven, del lugar de nuestra patria, que es tan importante, que tiene vida en realidad. Conozcamos la historia de nuestra República mexicana. Yo invito a todos, a que a partir… bueno, muchos ya lo habrán hecho, o lo están haciendo, pero los que no, hagámoslo a partir de ahora. Conozcamos qué es lo que existe, qué es lo que hay en nuestro territorio, para poder quererlo, para poder amarlo y respetarlo, porque les voy a decir lo que se siente en realidad: nosotros estuvimos ahí, defendiendo lo que es la parte comunal, en el kilómetro 16 de la carretera Tepoztlán – Oacalco, pues porque según eso es la tierra comunal. Allí hicimos un campamento que llevó por nombre “El Caudillo del Sur, General Emiliano Zapata”, y estuvimos mucho tiempo, desde el mes de abril, hasta que un día, 22 de julio, llegaron pues muchos este… camiones y… de carga… otros tipos de autobuses y camionetas con gente que se colocaron allí, y sobre todo gentes de la SCT, y… comandados, fíjense ustedes, ahí al frente iba una mujer que le llama… que le decían Montse a esa mujer. Total, que esa llegó, y pues no pudieron, en realidad. Que decían que querían… no pudieron entrar porque nosotros ahí estuvimos y éramos bastantes. Y no quisieron tener diálogo con nosotros, sino que querían entrar de lleno, así. Ahí estaban las máquinas. No pudieron. Fue un día lunes 22 de julio del 2013. Pero resulta de que el día 23 por la mañana… la noche se la pasaron ahí, del 22. Tomando ahí, cerca de donde estaba el campamento. Pero ya el 23, ya como… un poquito antes de las nueve de la mañana, llegan los granaderos, llega la policía, y aquellos todos bien a… servidos, también se acercaron, y las máquinas hasta donde nosotros estábamos. Bueno, porque ellos sin compasión… Montse Isela, parece que se llamaba la fulana aquella, entonces, que tenía cargo en el… allá en el gobierno del estado, pues resulta de que ya entraron y no nos, eh… no nos respetaron. Se metieron porque se metieron. Tardamos nosotros ahí, les hablamos y les dijimos y no, señor, ellos seguían trabajando. ¡Ah!, pero para esto…este… pues ellos mismos pararon el tráfico para que nosotros ya nos fuéramos retirando. ¿Y qué creen? Después ya salió en el periódico de que ahí estaban… que los mismos que estábamos ahí defendiendo la tierra eran los que habíamos parado, ¿verdad?, más bien impedido el paso. Y los que salieron en las fotografías, después, al poquito tiempo, resulta de que ya tenían su orden de aprensión. ¡Óigame nada más!, ¡hasta dónde llega de veras, en lo más terrible de esas gentes! Bueno… después nos dirigimos al ayuntamiento municipal, allí estaba el tal fulano que ahora que es diputado, este señor Francisco Navarrete, que en el pueblo perdió su apellido. Toda la gente le llama Francisco Marranete. Entonces… entonces fíjense ustedes que ahí estuvo. En todo momento se estuvo comunicando con el este señor Pacheco, con todos los que estaban ahí, que era el secretario de gobierno, y nosotros que estuvimos ahí hablándole que fuera a ver lo que estaba sucediendo allí en el lugar de los hechos. Pues no, este hombre seguía ahí, y comunicándose, hasta que al final pues este… logró… bueno, se le permitió a toda su familia que entrara, porque las cosas son pací… eh… nosotros actuamos de una manera pues pacífica, ¿no? Llegaron y hubo un momento en que… ¡ah!, pero afortunadamente estaba ahí una persona de Derechos Humanos. Y ya salió este nombre… se fue… al sal… bajar las escaleras se hizo que se cayó. En realidad, cuando firmaron y todo, después dijo que nosotros… así, en la televisión, que lo habíamos tirado, y no sé qué tantas cosas dijo. Afortunadamente hay… también hay gente buena en todas partes. Esa… tal señorita dijo que, este… efectivamente ella había estado hasta que él salió y que no había sido nada cierto de lo que él decía. Porque nos calumniaba de que se le robaron las cosas, y bueno, infinidad, y que se le tiró. Ahí se cayó la mentira. Pero bueno, esas son sus artimañas que se gastan ya saben quiénes ustedes, ¿no? Aquellas gentes. Bueno, la lucha de todas maneras continú… va a continuar. Dirigimos a… queremos que usted vaya mañana allá. Antes se le dijo. Dijo sí, mañana a las ocho aquí los quiero. Este… nos vemos aquí. Nosotros, gente así… pues sin malicia, la verdad, llegamos a las ocho de la mañana y nos encontramos con que el ayuntamiento estaba cercado por granaderos. ¡Óigame! Todos con su tolete y sus aparatos de protección. Pues este hombre nunca llegó, y después, según los inventos que ya ni se los voy a decir porque son muchos, que nunca terminaría, bueno, pues este… desde entonces nosotros seguimos así, en pie de lucha. Hubo un compañero que se puso en… pues ahí, ¿verdad? Al frente… pues en huelga de hambre. Así estuvo ese joven. Les importó poco. Ellos pasaban, ellos se metían y salían y éramos casi una burla para ellos; y para colmo, el gobierno del estado organiza un… que según una marcha, en donde gente acarreada de San Juan Tlacotenco llegaron… recuerdo: 16 camiones con pancartas y con gente de muchos lugares, allí a hacer su mitin en el atrio… en el zócalo del pueblo diciendo que sí a la ampliación. Gente desconocida, así totalmente. Pues ya sabemos, de esa manera se la gasta el gobierno. Él lo sabe. Ojalá me estuviera escuchando, porque siempre lo he invitado al tal se… este señor este… que ahorita por mala suerte nos está representando: Don Graco, porque él siempre visitó Tepoztlán, y cuando visitaba: con la sonrisa en la boca, y ahora ni se presenta, y si se presenta va a escondiditas allá con sus compañeros o… con los que están allá con él, porque nada más sabemos que llega, pero ¿a dónde? No hace acto de presencia al pueblo. Porque le hemos pedido el diálogo, porque no somos gente cerrada. Queremos que haya un diálogo, para llegar, ¿verdad? A un acuerdo. No se presentan. No tienen la capacidad, ¡qué lástima! Porque hay seres que nos representan. Tan vacíos, tan llenos de ambición, como este señor que es “la nueva ambición”. Entonces… hay muchísimas cosas que yo puedo decirles, pero ¿saben cómo se le paró? ¿Cómo se le paró? En realidad, con un amparo. Eso sí, como antes dije: también tienen que respetar. Un amparo que es el 1466/2013-6, ese amparo es en defensa del medio ambiente, o más bien por la salud del medio ambiente, y ahorita está vigente. Ya nos lo mandó hasta Acapulco, porque según, pues porque… imagínense ustedes… pero ya está de regreso, ya ahorita se acaba de meter un recurso de revisión, porque mandaron ahí, pero no tomaron en cuenta el contenido del amparo que es la salud del medio ambiente, y a ver si vamos a seguirle, porque las luchas así son. A ver quién se cansa: el gobierno con sus armas, el gobierno con sus amenazas, con todo lo que se le antoja y tiene a su alcance, pero los pueblos, recuerden, tenemos la razón. Más que nada, eso es lo más importante. Debemos de reflexionar. ¿Por qué? Porque nosotros somos seres, también, somos guerreros. Porque no estamos aquí para estar sentados. Aquí venimos a este planeta a defender lo que ahorita está en peligro: nuestra madre tierra. Hagámoslo de corazón. Hagámoslo de veras así. No tengamos miedo. Sacrifiquémonos. Siempre he dicho: abandonemos la televisión y leamos de veras lo que corresponde hacer. Hagámoslo con cariño, con amor. Documentémonos para no hablar así, nada más, como dicen a tontas y a ciegas. No, señor. Siempre con las cosas claras, teniéndolas aquí en la mano, y vamos a seguir adelante, vamos a seguir en nuestras luchas porque es importante. Nosotros tenemos la obligación de defender lo que está en peligro con nuestra madre tierra, con todo lo que le están haciendo. La tierra responde. La tierra siente. ¿Por qué tantos temblores, por qué tantas cosas?: ella protesta, en realidad. Donde nosotros… a nosotros… más bien cuando llegaron a destruir parte de nuestros cerros hubo un temblor espantoso en el mes de diciembre del 2014, en el mes de abril, perdón, justamente el 11 de abril del 2014. Porque estaban taladrando esas montañas, esos cerros que son sagrados. ¿Cómo los formaron? Pues la naturaleza misma, ¿y quiénes son ellos para destruir lo que a nosotros nos corresponde? No, compañeros. Hagamos el esfuerzo por seguir adelante, en pie de lucha. Tenemos la razón. Tenemos la capacidad, y yo los invito a que sigamos adelante. Nada de vencernos… nada de desfallecer, al contrario: ¡vamos a vencer! Muchas gracias, compañeros.

Roberto Ochoa: Pues muchas gracias, Doña Osbelia. A mí me toca la difícil tarea de tener que cuidar los tiempos, entonces por eso me paso… para estar más cerca de los que siguen. Que no me vean por allá, lejos y digan “ah, el tiempo no importa”. Emm… bueno, ahora vamos a escuchar a Samanta César, ella viene de parte del Frente… Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Morelos, Puebla y Tlaxcala. Es un frente que, que… se… está luchando en contra del Proyecto Integral Morelos, que ya se ha hablado mucho aquí en la Universidad. Ésta termoeléctrica que está en Huexca y tiene gasoductos que vienen desde Tlaxcala, Puebla. Por eso ese frente que vi… se… se conformó para luchar en contra de eso. Faltarían también los compañeros que van a to… de, del acueducto que… los que están luchando en contra del… de la extracción del río, que bueno… no podemos tener a todos en un mismo momento, pero bueno. Este… ahorita, el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua de Morelos, Puebla, Tlaxcala, representa toda esta lucha en contra del Proyecto Integral Morelos. Samanta, tienes la palabra.

Samanta César: Gracias, y buenos días a todas y todos. Es un gusto para mí estar aquí, compartiendo la palabra y la escucha. Eh… pues como decía Roberto, soy parte del Frente de Pueblos. El frente de pueblos ya como Morelos, Puebla y Tlaxcala se constituyó a partir del 2012, desde que empezó toda la imposición de este Proyecto Integral Morelos, que, eh… en Morelos específicamente es el corazón de este proyecto, ya que aquí se juntan lo que es el acueducto, el gasoducto y las termoeléctricas, y específicamente en Huexca. El frente es una de las tantas organizaciones… bueno, no tantas, pero de las… de varios pueblos y organizaciones que están luchando en contra de este proyecto alrededor de los trece estados, y bueno, nosotros somos una parte de esta resistencia y esta lucha. Emm… les voy a hablar como de una historia paralela: por un lado, voy a platicarles de cómo… cómo el Estado y las empresas nos han venido amedrentando y han ido implementando el proyecto, pero también les voy a platicar de cómo los pueblos se han ido organizando y han ido resistiendo ante todo esto. Emm… nada más para enfatizar, ustedes ya saben de qué trata el Proyecto Integral Morelos, pero lo que queremos un poco insistir es que este proyecto, sus consecuencias son en varios niveles: el primero es el riesgo a la vida de las poblaciones que viven cerca… de las que están cerca del gasoducto, por la cuestión del volcán, y el riesgo de… volcánico. La siguiente cosa es también la oxidación del suelo por medio del ozono, que eso va a empobrecer la producción agrícola, eh… la contaminación del agua, por el gas cloro y otros químicos duros que van a contaminar el río Cuautla y que esa agua justamente se usa para regar los cultivos de toda la zona sur… bueno, de Ayala y más arriba; y también el aire que va a estar contaminado por ozono, que esto va a provocar también enfermedades en las comunidades cercanas, no solamente en Huexca, de las termoeléctricas, sino también de lo que es Cuautla y Ayala. Es un paquete. Tenemos un Proyecto Integral de muerte, porque es un paquete de muchas formas de contaminar, y de imponer una forma que no está acorde a lo que quieren los pueblos. Y, por último, pues también esto significa una afrenta contra la vida campesina, a toda la zona del oriente de Morelos. Es una cuestión de imponernos una vida industrial que los pueblos no decidieron, que los pueblos no buscaron, y esto es lo que se ha provocado con esta… lo que se quiere provocar con este Proyecto Integral Morelos, y pues terminar con la vida campesina y en sí mismo la vida… la vida misma, y la cultura y la forma de organización en los pueblos, también. Esto afecta a 82 pueblos en total, en los tres estados, y, emm… y bueno, voy a hablarles en general de esta situación. Lo hemos agrupado en algo que recuperamos de algunos textos también, pero también de lo que hemos visto y cómo se ha actuado, y bueno pues te habla de la metodología del despojo, y que esto nos habla de que los puntos generales, o coincidentes, en todos los pueblos afectados, voy a platicar un poco. Lo primero es que nunca hubo una información previa del proyecto en las comunidades. Nunca se informó en espacios comunitarios de decisión. Siempre fue en particular en las casas de las personas que estaban… donde estaban pasando el gasoducto, el acueducto, y las termoeléctricas. Eh… no hubo consulta en estos pueblos. Son 82 pueblos, que son los pueblos del volcán Popocatépetl. Muchos de ellos, la mayoría son pueblos indígenas, pueblos nahuas, o tlahuicas como se dicen aquí en Morelos, y nunca fueron consultados. Ese fue un primer elemento. Eh… hablando de las cuestiones ya más amplias, pues los… hay todo un proceso de cambios legales en las leyes nacionales, en las leyes estatales, para poder generar las condiciones que el proyecto se adecúe, y la principal, o la que más identificamos es justamente, pues la reforma energética, ¿no? Que permite que ahora la ocupación temporal sea por treinta años a proyectos energéticos y que prioriza este interés público a cualquier proyecto. Es mucho más la importancia a una termoeléctrica que apoyar a los cientos de campesinos que hay en Ayala con proyectos y con formas para que salgan adelante. Entonces aquí vemos una prioridad a cuestiones energéticas ante la cuestión, incluso, de la autonomía alimentaria. Emm… ese es uno de los elementos, y además que esto implica, en el contexto más amplio, o más profundo, implica la imposición de proyectos estén o no estén de acuerdo los pueblos. Porque como es de interés público nos beneficia a toda la población mexicana como algo ambiguo, como algo ahí… como un espectro que no sabemos quién es, porque los beneficiados nunca somos nosotros, ¿no? Son alguien que está por ahí… quién sabe quién sea esa población mexicana, porque en general no nos beneficiamos nosotros. Emm… bueno, el primero… otro elemento es en los pueblos en general. El primer… lo que empezamos a ver es la cooptación de autoridades comunitarias. En la mayoría de los pueblos esta gente no sólo llegó con los beneficiarios, sino llegó con las autoridades: los comisariados ejidales, los ayudantes municipales, a decirles los beneficios de estos proyectos, a seducirlos o a amenazarlos, o a chantajearlos o a corromperlos, de que “mira, tú acepta este proyecto y entonces yo te voy a dar una camioneta; o mira, si no lo aceptas te va a ir mal”, entonces es la cooptación principal de las autoridades comunitarias como una forma para que empiece a entrar el proyecto; y también el acercamiento con grupos ciudadanos que han estado históricamente cercanos a los grupos de poder: los priístas, expriístas. Bueno, ahora ya… pues van cambiando a cada rato de partido, entonces ya no sabemos si son expriístas, priístas, perredistas, o quién sabe, pero esos grupos de poder cercanos también son utilizados, y en Morelos se traducen en los comités ciudadanos municipales que están conformados por gobierno estatal, gobierno federal, CFE, eh… Polici… eh… ayudante municipal, comisariado ejidal y ciudadanos que lo que su labor principal es legitimar que los proyectos están de acuerdo a los pueblos, y salen en la foto con el gobernador o con el secretario de gobierno y dicen “estamos de acuerdo con el proyecto, y aquí queremos el progreso, y sí, y los que no quieren son unos cuantos revoltosos”. Algo mismo que pasó en Tepoztlán. Decir que también que el Proyecto Integral Morelos tiene que ver en Morelos con un… a otras cosas, y la ampliación a la autopista también es parte del Proyecto Integral Morelos, porque es una reconstrucción del territorio hacia otra forma, y tiene que ver con basurero, tiene que ver con termoeléctrica, con minas, con una serie de cosas, no solamente es gasoducto, termoeléctrica y acueducto, sino es algo mucho más fuerte que se va a venir después. El PIM es la punta del iceberg de todo lo que vendrá después. Bueno, continuando con lo que les platicaba de esto… eh… a contraste de esto, a contraste de la falta de información y todo, ¿qué empezamos a hacer en la resistencia? Pues empezamos a informarnos, la gente así de pronto que empezó a escuchar “oye, es que mira, nos están ofreciendo que nos van a arreglar el parque del pueblo a cambio de que pase un tubito”. ¡Ah, chingá!, y entonces la gente empieza a preguntarse de qué es ese tubito, y de qué trata, y empiezan a buscar información, y empiezan a conectarse con otros, y así es como va generándose el Frente de Pueblos de Morelos, Puebla y Tlaxcala, cuando los pueblos empiezan a buscar información y saben que hay otros pueblos que también están luchando. Ese es el primer punto, la otra cosa es la información: si el gobierno no nos da información, entonces nosotros empezamos a dar información. Y ahí ven a Huexca, recorriendo todos los pueblos del oriente de Morelos, informando de lo que implica el Proyecto Integral Morelos, ven a Amilcingo, ven a Jantetelco informando, haciendo esta labor de información que es una obligación del Estado y que no deberíamos estar haciendo nosotros. Eso es en el sentido de la falta de información y de consulta. En la cuestión de la cooptación de autoridades, ante la cooptación de autoridades y todo lo que hicimos, o lo que hicieron los pueblos fue decen… tenemos decenas de actas de asambleas ejidales y comunitarias que dicen NO al proyecto. Muchísimas asambleas se hicieron en todos lados, y, aun así, a pesar de las asambleas y de las actas de asamblea, no importó y se impuso el proyecto, cuando estos espacios son los espacios máximos de decisión. Después la desacreditación de los defensores, activistas, y campesinos, y campesinas, y mujeres, jóvenes, que han estado luchando y apoyando esta lucha. Ante los medios de comunicación nos dicen que somos revoltosos, que somos agitadores profesionales, que estamos representando intereses oscuros… quién sabe de qué oscuridad hablan… y que nos acusan de que somos los responsables de la… de… de todos estos revoltosos, de todas estas situaciones. Es una forma de desacreditar y de ir generando en la opinión pública una forma de ver que es que mucha gente revoltosa… que es revoltosa y que está en contra del progreso, y que por lo tanto, incluso, es la preparación después para lo que viene, que es la represión. Entonces, ante esta desacreditación, ante esto ¿qué hacemos nosotros? Pues justamente el trabajo en las comunidades, el trabajo acercándonos a las diferentes asambleas, a los diferentes pueblos, e ir generando confianza entre los pueblos, que es bien importante. La confianza se ha roto, la han roto los partidos, la han roto los proyectos productivos, la ha roto todo eso, y un trabajo que ha sido bien difícil, además de ir contra la apatía, contra las ganas de quedarse en la casa viendo tele, también es generar confianza entre nosotros, y eso es bien difícil, pero es posible. Entonces, eso también ha sido. También me faltó comentar que en la información generamos campañas, caravanas que recorrieron los tres estados, emm… acciones culturales y muchas formas de cómo informar a los pueblos, de cómo informarnos, también. Entonces, ante esta desacreditación pues hemos hecho esto: tratar de generar la confianza y generar cercanía entre los pueblos afectados. Después viene la represión y la detención. En este movimiento, desde el 2012 que empezó el movimiento en Huexca, y empezó el movimiento también en Puebla y en Tlaxcala, porque fue paralelo, saltó al mismo tiempo en los diferentes estados, ha habido 31 casos que tenemos registrados de represión, en los tres estados: hostigamiento a defensores, detenciones, tene… tuvimos presos políticos, eh… totalmente ha habido represión a pueblos, en Morelos: Jantetelco, Huexca, Amilcingo, Gabriel Tepepa, en Puebla, en Zacatepec, en (…)[2], San Lucas Tulcingo, en San Juan Amecac, en Tlaxcala en San Vicente Texoloc. Han sido actos represivos en diferentes niveles. Han entrado la policía entera a reprimir pueblos enteros, a romper plantones, por ejemplo que tuvo Huexca, de seis meses, se rompió con la fuerza pública, a romper una exigencia de la comunidad en Jantetelco, que tenían tomada la presidencia municipal para que el presidente respetara la decisión de una asamblea de ochocientas personas que habían dicho que no pasaba el gasoducto, y entró la policía y rompió eso y los encarcelaron, y han entrado también el ejército y la policía federal resguardando la construcción del gasoducto. Esa es la represión que hemos tenido, el hostigamiento y todo lo que sea, porque tiene que ver. La gente que defiende su territorio, la gente que defiende la vida es criminalizada, es atacada, y es… se dice, y ellos dicen que tienen el derecho de reprimir y de detener eso porque están deteniendo a la vez nosotros el progreso y el desarrollo del país. ¿Qué desarrollo va a haber cuando afecta la vida? ¿Qué desarrollo va a ver cuando se afecta el agua y la tierra? No hay desarrollo. Ese no es el desarrollo que los pueblos quieren. Bueno, ya, para ya ir cerrando esto y así, emm… pues la militarización, como les platico, la cuestión que ha habido de todo eso, pero también lo que se ha pla… lo que hemos generado, a pesar de todo esto y que el proyecto ha avanzado, ya el gasoducto está a un 90% de su construcción de los tres estados, la termoeléctrica ya está terminada, y el acueducto pues ya se ha detenido, gracias a todo el trabajo que hicieron los compañeros en Ayala, en los pueblos de Ayala también entraron en resistencia defendiendo el agua. Hicieron un amparo y logró detener eso hasta el momento. Bueno, pues, a pesar de eso también el siguiente punto es: muchos pueblos que son afectados por estos megaproyectos, después de que viene esto se rompe todo: el tejido, la resistencia, ya no hay ganas de luchar, hay decepción de todos, se pelean vecinos, hermanos, primos, se quedan sin autoridad comunitaria, y entonces el reto, lo que ha venido pasando en algunos pueblos es que a pesar de que ya está el gasoducto, a pesar de que ya está la termo, vamos a seguir luchando. La lucha avanzó. No solamente es en contra del proyecto, sino justamente a reapropiarnos de lo que es nuestro. Y entonces los trabajos por la autonomía en los pueblos ha sido algo muy importante. En Hue… en Amilcingo la autonomía se está significando toda una cuestión de… hay una radio comunitaria, hay un grupo de salud autónomo, hay una escuela autónoma, hay una cuestión de reapropiación, hay la ronda comunitaria que se reactivó, o sea, son procesos de cómo reapropiarnos… recuperar lo que nos han quitado, y decir “seguimos defendiéndonos”, y no solo es en contra del proyecto sino, además, ahora vamos a replantearnos cómo queremos vivir en comunidad. En Huexca se tradujo en, en… no solamente en la ruptura. Se rompió el tejido comunitario, se pelearon horrible, una cosa muy, muy gacha que hizo el estado, y ahora el proceso es: vamos a… a reconciliarnos, vamos a recuperar las autoridades comunitarias. Y ha habido un proceso ahora en Huexca que está avanzando hacia eso. Tenemos que pacific… tenemos que atrever… confiarnos entre nosotros, tenemos que otra vez abrazar al que nos peleamos, que nos hicieron que nos peleáramos, y vamos otra vez a reconstruir la comunidad. Esos son ejemplos de lo que sigue. Ahorita ya está hecho, claro. Bueno… ya casi está, pero lo que sigue es la resistencia, y lo que se sigue es, bueno, nosotros vamos a seguir avanzando, porque no solamente es un megaproyecto sino repensarnos cómo queremos vivir como comunidades y como pueblos.

Un compa, lo que yo le pregunto: oye, tú qué… qué es lo que quisieras, ¿no? De todo esto… y lo que me dijo fue: lo que queremos es que se vayan, que nos dejen vivir en paz; y eso es justamente lo que los pueblos están haciendo, ¿no? Muchísimas gracias.

[1]                 Incomprensible.

[2]                 Incomprensible.

Video

Audio